Disfrutas de un apacible fin de semana en la playa, de repente suena el teléfono, el director de informática te está llamando para decirte que habéis sido hackeados y que los ciberdelincuentes reclaman un rescate para no destruir vuestros datos. Cuentas con 24 horas de...